Envíenos su consulta y le atenderemos sin compromiso
Buscar en la web  
Equipo humano
Sobre la Salud

La crisis se ceba con la salud mental de las adolescentes y los hombres adultos

Las peores consecuencias de la crisis no siempre se traducen en gráficos de tendencia descendente y cifras macroeconómicas de mal agüero. A veces, se revelan en intangibles tan esenciales como la salud mental de las personas, como podrían dar fe un número creciente de chicas adolescentes y de varones en edad adulta, los dos grupos demográficos que han encajado mayores problemas de índole psicológica en la ciudad de Barcelona en los últimos cinco años. Sin embargo, el hecho de ser los grupos más perjudicados no es óbice para detectar que las adversidades en las economías domésticas han hecho mella asimismo en el conjunto de la sociedad: entre un 10% y un 20% de los barceloneses han presentado algún tipo de problema mental entre el 2012 y el 2016, según arrojan los resultados del informe 'La salud mental en Barcelona', elaborado por el consistorio de la capital catalana.

 

Los chavales presentan peor cuadro de salud mental que las chicas durante la infancia y los primeros años de la adolescencia, con la hiperactividad y el déficit de atención como principales problemas. Pero los términos se invierten a nivel de género en la siguiente etapa, en la que son ellas las que más acusan el impacto psicológico, con unos registros que, además, se han duplicado en un lustro para las jóvenes de 4º de ESO (del 5,3% del 2012 al 12,3%) y experimentan un incremento significativo entre quienes cursan segundo de bachillerato (del 6,7% al 10,5%). Los registros a nivel de chicos han pasado del 6% al 9,7% en 4º de ESO y del 5,4% al 6% para el segundo caso.

 

El segundo rango más sacudido es el de los hombres de 18 a 64 años, afectados en un 11,5% en el 2012 y el 16,2% el año pasado, un aumento significativo pero aún por debajo de las mujeres (pasan del 16% al 18,9% en este lustro). En cuanto a los mayores de 64 años, aumentó del 13,5% al 17,6% en cuanto a los varones, pero se redujo (del 24,9% al 23,8%) para ellas. Una dinámica negativa, a grandes trazos, que se debe achacar a los efectos de los reveses económicos que sufre buena parte de la población y a cómo ha afectado a su modo de vida, como ha expuesto Lucía Artazcoz, directora de promoción de la salud de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB).

 

Precariedad

"Las actuales condiciones del mercado laboral son muy precarias, de manera que muchos trabajadores ni siquiera llegan a fin de mes y como consecuencia tienen una mala salud mental", ha destacado Artazcoz. La dirigente de la ASPB ha establecido la consabida concordancia entre las condiciones socioeconómicas y la salud mental, un aspecto que se constata echando un vistazo al mapa de la capital catalana. Ciutat Vella y Sant Martí son los distritos que registran una mayor prevalencia de mala salud mental para la población de 18 a 64 años de ambos sexos, con Nou Barris en cifras similares y Sants Montjuïc incluso rebasando a Sant Martí en el apartado femenino. Las diferencias entre distritos ricos y pobres son muy significativas. Por ejemplo, Ciutat Vella, con el 27,7% de la población de entre 18 y 64 años afectada por algún tipo de problema psicológico, cuadruplica la tasa de Les Corts (6,1%).

 

En parte de dichos distritos, el consistorio ha decidido la implantación de cuatro espacios de consulta para detectar con la mayor premura posible problemas mentales entre la población de 12 a 21 años, como ha explicado la comisionada de Salud, Gemma Tarafa. Será en Nou Barris, Sant Martí, Ciutat Vella y Sant Andreu. La actuación se enmarca en el Plan de Salud Mental 2016-2022 que ya ha puesto en marcha el 82% de las 111 actuaciones previstas, según ha revelado la teniente de alcaldesa de Derechos Sociales, Laia Ortiz.

 

Algunas de esas intervenciones pendientes deberán tener en consideración la tendencia de consumo de fármacos, también recogida en el informe, y que revela que en el caso de los ansiolíticos se mantuvo estable dentro de sus elevados registros (los hombres de 45 a 64 anys triplican el consumo respecto a los de 18 a 44; las mujeres lo quintuplican). Sí hubo un repunte en el apartado de antidepresivos, sobre todo entre los más jóvenes, los hombres de 45 a 64 años y las mujeres de más de 64.

 

http://www.elperiodico.com/es/barcelona/20171031/la-crisis-se-ceba-con-la-salud-mental-de-las-adolescentes-y-los-hombres-de-mediana-edad-6393719

 

<< equipo humano    |   despachos colaboradores >>                   ^ subir
inicio   |   áreas de actuación   |   equipo humano   |   noticias   |   despachos colaboradores   |   enlaces   |   contacto                             aviso legal y política de privacidad
USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información